Páginas vistas en total

martes, 15 de diciembre de 2015

¿QUEMAMOS LA FORMA LOS POPULARES?

Sigueindo con las reflexiones del corredor popular, me viene a la cabeza una cuestión muy importante sobre los errores que comunmente cometemos los populares y aficionados. Yo hablare de mi experiencia personal en mis años de corredor.

Echando la vista atrás, me voy dando cuenta de que generalmente he "desaprovechado" gran parte de los  mejores estados de forma que he tenido. De hecho, algunas de mis marcas, las he conseguido "a destiempo" mi mejor 10k  (33'39")  me salió en un mes octubre en pleno periodo de carga y mi mejor behobia (1h 09'40") salió un año en el que mi intención era preparar bien el cross y que no salí a buscarla... curiosamente fue el mismo año... y sin embargo ese año en el nacional de cross en Granollers me tuve que retirar tras estallar literalmente a falta de vuelta y media... diagnóstico... llegar pasado.

Creo que a partir de ese año no he podido encadenar una temporada en condiciones, problemas físicos varios, falta de rendimiento, sobrecargas... y es que compaginar las obligaciones de la vida con el entrenamiento es bastante complicado. De ahí que vuelvo a insistir en la importancia de ponerse en manos de los profesionales.

En estos momentos de este año, me encuentro en un buen estado y creo que estoy asimilando bien los entrenamientos. Han habido semanas durtas y otras algo mas llevaderas, pero lo importante es comprobar que, poco a poco, las ganas de correr rápido van llegando y es este un punto crítico porque es cuando más fácil es cometer errores...

Salvando las distancias... que buena es esa incomparable sensación de correr rápido

Hay un anuncio que promociona "la incomparable sensación de venirse arriba" y es esa  la sensación que te invade cuando tocan series y "te gustas" corriendo.
Volviendo a los datos. Este año estoy entrenando de forma distinta, pero el domingo me tocaban series de las que me gustan. Se trataba de 5 x (1000 + 200). Estaban pautadas a 3'15 los miles y 34' el 200. Tras calentar (con malas sensaciones por cierto) empecé con cierto miedo controlando a 3'12 y 34' pero, segun iban pasando, mejor me iba sintiendo... 3'09... 3'06... 3'07... 3'04 y los 200 entorno a 32"- 33".
Lo mejor de todo la sensación de correr rápido con facilidad... Confieso que al terminar estaba convencido de haber hecho lo correcto, de alguna manera era un entrenamiento de correr rápido y si las piernas pueden pues... adelante!!! Como dice mi amigo nacho... "tu entrena siempre a fuego ya verás como te pones..." Me daba hasta miedo el pensar... buff, si puedo ir casi 10" mas rápido de lo pautado en el plan, esperate como me ajuste los tiempos a ese ritmo para el resto de entrenamientos...
... sin embargo, la respuesta de Luis fue diametralmente opuesta... "Los ritmos bien pero las series las has hecho demasiado rápidas, debes respetar los ritmos pautados, ten paciencia"...no te pases..."

En ese momento me vino a la cabeza un artículo sobre la preparación de la maratón en la que decía... "si te marcas los miles a 3'30 es ese al ritmo al que debes ir, tu entrenador sabe de sobra que los puedes hacer a 3'15, pero si los ha puesto así es por algo"

Así que de repente empece a  reflexionar sobre las veces en las pude equivocarme en ese sentido. Cuántos buenos estados de forna he podido quemar y malgastar llegando a la fatiga o la lesión. Nos gusta correr rápido, pero a veces es necesario parar a tiempo. Cuando te manden correr... corre.
Aquí es necesario hacer un inciso... estamos hablando del corredor popular... tenemos familia, padres, madres, trabajo... nos llevamos estress a casa... el atleta profesional, élite o semi-élite seguramente sea distinto.
Para el rendimiento es imprescindible saber frenar a tiempo. (Imagen de Runners.es)
Os dejo una explicación de Luis del Aguila que él lo cuenta mejor...
http://luisdelaguila.com/como-dosificar-los-entrenamientos-para-tener-exito-en-la-competicion/

Como uno ha aprendido de esto por ensayo error... hay una serie de síntomas que son centrales y que debemos escuchar. El fundamental son las ganas... cuando se pierden las ganas de entrenar algo no va bien. Recuerdo tras el nacional de Granollers volver hablando con Edu Valcarce en el bus sobre por qué no había rendido bien y me hizo una pregunta fundamental. ¿estabas entrenando con ganas? - pues no... - entonces no le des mas vueltas...
Es en este punto cuando los entrenamientos no salen... los sacamos... y en estos momentos prácticamente cada entrenamiento de calidad es una competición y eso para nuestro cuerpo es insostenible...

Así que como conclusión, dejemos que la forma vaya viniendo, sin prisa, sin pausa y con paciencia y al final... el entrenamiento siempre sale!!!... si no lo quemas ;-)


Pego un par de imagenes sacadas del tio Google sobre entenamiento, descanso y supercompensación...






2 comentarios:

  1. Que gran razon jeje, siempre queremos ir mas deprisa y como somos de sangre caliente nos emocionamos en vez de beneficiandonos perjudicando.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Ramón
    Santi

    ResponderEliminar