Páginas vistas en total

lunes, 21 de diciembre de 2015

ZONAS DE DESARROLLO EN EL ENTRENAMIENTO

Llevo algún día dándole vueltas a la cabeza a una curiosa analógia entre entrenamiento y aprendizaje. Quienes corran sabrán de "la soledad del corredor de fondo" y alguna vez habrán también disfrutado de algunas ocurrencias que la cabeza nos regala mientras corremos.
Yo generalmente suelo pensar en cosas relativas al correr, ¡que origunal!. No soy un ilustrado del tema, pero si me gusta reflexionar en voz alta sobre mis experiencias. En este caso se trata de una analogía que me pareció curiosa, entre el desarrollo cognitivo de los niños y el aprendizaje con el entrenamiento en el corredor.
En mi última entrada hablaba de la importancia de no sobrepasar unos límites de entrenamiento que, aunque nuestras piernas sean capaces de hacer, no dejamos que el cuerpo asimile. Sería ideal conocer dónde están esos límites y entrenar siempre de la manera más efectiva posible. Eso se lo dejaremos a los entrenadores. Si el entrenador es "un buen cheff" seguro nos sepa llevar de manera que no los sobrepasemos. Si, por el contrario, se trata de un cocinero, (planes de internet, revistas y demás...) seguro en algún momento no lo hagamos bien.
El caso es que pensando en ello me acordé de repente de una teoría del aprendizaje que tenía bastante que ver con ello. Se trata de la Teoría Sociocultural del Arendizaje de Vigotsky, que postula distintas zonas de desarrollo en el aprendizaje que un alumno podría alcanzar gracias a ese entorno sociocultural que le rodea (entorno, familia, escuela...).
Una primera sería lo que el alumno puede hacer (can do), le segunda sería lo que podríamos hacer con ayuda (can do with help) o "zona de desarrolo proximal"  y la tercera sería lo que todavía no podemos hacer pero que tenemos el potencial de alcanzar (still can't do) o "zona de desarrollo potencial" con el aprendizaje (learning)... sustituyamos aprendizaje por entrenamiento y empezemos a unir cabos.

Un término importante es el andamiaje o apuntalamiento (scaffolding), es decir, antes de pasar al siguiente estadio es necesario dejar bien consolidado lo que sabemos para introducir nuevos aprendizajes (teoría constructivista).



Así que sustituimos términos, nos podemos acercar a una "teoría pirata" sobre el entrenamiento. Probablemente existan teorías parecidas y, sin lugar a dudas mejor planteadas y con mayor base científica. Yo, como siempre, me refiero a mis reflexiones y experiencia personal.

Si tenemos en cuenta lo expuesto en los 2 posts anteriores:
http://santisierra99.blogspot.com.es/2015/11/rendimiento-en-el-atleta-popular.html

http://santisierra99.blogspot.com.es/2015/12/quemamos-la-forma-los-populares.html

Lo que  (a mi desde luego) queda claro, es que debemos ir paso a paso y entrenar de acuerdo a 2 conceptos que deben ser realistas y en lo que el atleta pupolar en un alto grado de ocasiones falla... no por mucho entrenar se mejora más (asimilación) y la importancia de apuntalar bien la forma que vamos adquiriendo antes de fijarnos metas mas ambiciosas y evitar así caer en sobreentrenamiento y lesión... por cada "estoy como una moto" que escucho, me toca escuchar media docena de "no se que me pasa que últimamente no ando ni para atrás..."

Debemos tener claro dónde estamos, (can do), no sirve que un día he hecho 8 miles a 3'10 si luego esa semana no he hecho fuerza ni un largo y me he pasado en los rodajes... un sólo entrenamiento no nos dice como estamos. También debemos ser conscientes de nuestro desarrollo proximal, es decir, lo que en competición si se alinean todos los planetas podría llegar a hacer y entrenar de acuerdo a ese objetivo.
Y todo ello en busca de acercarnos a nuestro potencial, creo que el objetivo de todo atleta es consegir acercarse lo máximo a ese límite y doy por hecho de que también es el objetivo de la mayoría de corredores y corredoras populares.

Fuente:  Margarita VInagre, universidsad de Nebrija.

Para llegar a ese potencial el tándem Atleta-Entrenador ha de complementarse lo máximo posible. De acuerdo a la Figura 1, el aprendiz sería el corredor y el tutor, el entrenador y el diálogo entre ambos lo mas fluido posible.

Yo trato de escuchar lo máximo posible al mío y cada día lo tengo más claro. Este es un deporte de mucha constancia pero, sobretodo, de paciencia... así que en busca de ir acercándonos a esa zona potencial, seguiremos trabajando la zona de desarrollo proximal para que esta cada día crezca un poquito más...


"Todos los días, todos los entrenamientos, todos los kilómetros" Arturo Martín


2 comentarios:

  1. Muy buen artículo santi enhorabuena por él...muchas veces ante un halago o al vernos bien un determinado día, nos pensamos que ya estamos como motos..esto no es tan fácil, como bien dices hay que ser constante y paciente.Un saludo!!

    http://runningmiestilodevida.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Gran post Santi. La constancia y perseverancia deberia ser nuestro único lema. Un abrazo amigo

    ResponderEliminar