Páginas vistas en total

martes, 15 de septiembre de 2015

MARATÓN LOGROÑO: LA PREPARACIÓN

El mayor de los premios... el orgullo de los tuyos
Pues como quien no quiere la cosa... ya soy maratoniano... no ha sido el debut soñado, pero está hecha y terminada. Sin estar satisfecho, si estoy orgulloso. He de decir que a pesar de ir 10km con calambres y con bastante dolor en la planta de los pies los 5 últimos, en ningún momento se me asomó la idea de parar o abandonar. En esos 10 kilómetros perdí mas de 6' a lo que hay que sumar que previamente había ajustado el ritmo en previsión del circuito y la humedad, ya que el día estaba perro, buena temperatura, pero excesiva humedad para lo que estamos acostumbrados por aquí.

Ahora con la mente fría y analizando más o menos la planificación, creo tener una respuesta a que me pasó el domingo. En primer lugar, ha sido fundamental el llevar prácticamente 11 meses seguidos sin descansar. A pesar de haber tenido un par de periodos de poco volumen por problemas físicos, el descanso total es fundamental, por lo menos un par de semanas de desconexión y salir a dar una vueltilla suave cuando te lo pide el cuerpo. Vamos que se me hizo de noche... El otro problema fueron los imprevistos que me obligaron a suspender muchos entrenamientos o a hacerlos en unas condiciones que no son optimas, y eso, en maratón, se paga. Me pareció oportuno compartirla en el blog, sobretodo para releerla de vez en cuando pues los corredores tenemos una gran predisposición a caer varias veces en el mismo error.

Empecé el específico de maratóna principios de Julio. Me hice un test de lactatos y el resultado fue muy esperanzador, por abajo iba muy muy fácil y hasta ritmos cercanos a 3'40 apenas me subía el lactato aunque luego se me disparaba. Las palabras del médico de adarraga fueron... "estas para correr mucho mucho..." y añadió ¿quién te lleva? la verdad es que este año me estoy entrenando sólo, pero mi amigo Javi Terroba, otro apasionado de esto, profesional de la actividad física y licenciado INEEF me ha ayudado mucho. "Pues nada, hablamos los tres y así os cuento"

Así que manos a la obra, Javi me iba pasando los planes y yo los cumplía rajatabla, trabajando por pulsos y sin salir un ápice de ellos. Iba fácil, el pulso en su sitio y el ritmo de competición probable cada día más rápido. Caían las series y los kilómetros y la motivación estaba a tope a pesar de la ola de calor que obligaba a entrenar prontito y a pasar calores. Salieron entrenos del tipo 30 x 400 a ritmo de 3'20/km rec 30" totando a 5'/km y 3 x 5000 a 3'37/km de media con poca rec.
Estrenando el moreno púlsometro...  es lo que tiene correr a pecho descubierto

Nada mejor que compartir kilómetros con los amigos... a la postre campeón... un grande!!!


A finales de Julio la cosa empezó a torcerse... mi hermano sufre un accidente por suertes sin graves consecuencias, pero que nos tuvo unos días bajo una gran presión... a pesar de dejar un par de días los entrenamientos, tras la operación y al encontrarse mejor, retomé los entrenamientos... costó mucho, empezaron de nuevo los dolores en el aquiles hasta el punto de tener que parar, hay que distinguir los dolores... y éste dolor avisaba de que algo corría peligro. Antes me había parado en 2 de los 3 entrenamientos anteriores, el último día me invadió una sensación de abatimiento casi insoportable, tenía casi tomada la decisión de abandonar, pero por otra parte, tras haber tenido que renunciar a la maratón de vitoría, no me podía permitir otra más... vistia a Juanjo Alcoz, eco y un pequeño atisbo de luz... hay inflamación, pero las fibras se ven bien... recuperable con EPI... así que nada, a bajar el pistón, coger carrerilla y solucionar el problema... la consecuencia es perder prácticamente las dos semanas centrales de la maratón, esas en las que se sube el volumen hasta llegar al tope de volumen para empezar a bajar y meter caña...
Tras retomar entrenos, el aquiles por suerte se va portando, alterno días de calidad con rodajes en bici... evidentemente, no es lo mismo pero vamos tiando. Coincide la úlltima semana de carga y las tiradas importantes con las fietas de Navarrete... con hijos ya se sabe, compromisos y demás, horas de pié, comilonas, cumpleaños de los hijos... y todo sin dejar de entrenar (como para bajar con lo que había perdido!!!) derivo a un estado de fatiga, estaba realmente cansado, pero sabía que lo unico que necesitaba era normalidad. La conseguí al bajar de volumen, el cuerpo descansado empezó a responder y los test salieron bien. 
Tras una tirada de 30km haciendo los últimos 15km a ritmo de 3'50, imprescindible la compañía de amigos y el gran Alfredo Lozano sabe bastante de ello y se brindó a ayudarme.


Quedaban 3-4 entrenamientos para coger confianza... una frase de Javi me alentaba... "un último esfuerzo amigo" y así que solo quedaba esforzarse un pelín más... salieron buenos entrenos...
2 x 8000 a 3'50 y 3'45
32 km acabando los 10 ultimos entre 3'50 y 3'40
6 x 1500 (5') entre 3'42 y 3'20
Test 2 x 6000 a 3'48 y 3'25

Confianza al 100%, ya había hecho muy buenos entrenos, al tener que parar me olvidé del 2h40' y empecé a pensar más en un 2h42' - 2h44'... además convencido de tener margen de hacerlo con cierta seguridad... me mosqueaba un poco que en los últimos días el pulso había sido algo más alto.

Así que me planté en la salida del maratón con cierta tranquilidad y convencimiento a pesar de haber tenido unos días de nervios y respeto ante el vértigo de la palabra maratón...  Bueno... y un problema a última hora inesperado que llegó a inflamarme realmente mis órganos sexuales (menuda manera de tocarme los @#%&$ ) pero que ya contaré más adelante...
Última puesta a punto con mi gran amigo
Lhoucin en noba fisio probando los pantalones de criocompresión


Es por todo ello que la marca  de 2h53 me sepa tan a poco y a la vez me haga sentirme orgulloso...

Ahora en frío creo que mi cuerpo se haya tomado el periodo de bajada como merecido descanso y no llegará al 100% a la competición. La falta de ritmo de competición también ha sido fundamental, es necesario participar en carreras para meter el veneno en el cuerpo. Me aplico dos frases que digo a todos los que me piden consejo, que son fundamentales, pero que yo he estado cegado para ver... 
 - Entrena como descanses
- Los entrenamientos no hay que "sacarlos"... tienen que salir...

Bueno... o eso, o es que me estoy empezando a hacer mayor...


2 comentarios:

  1. Felicidades Santi, tienes que estar orgulloso ;) Toma nota y para la próxima más y mejor (piensa que al haberlo hecho peor de lo esperado más mejorarás en la siguiente). Y descansa unas semanitas que te las mereces :p
    Por cierto, lo de que el cuerpo se haya tomado la bajada como vacaciones... Cuidado con eso, podría pasar pero muchas veces es la cabeza, y más si has estado tantos meses sin parar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias little brother... tocan ahora unas semanitas de entrenar a medio gas ;-)

      Eliminar