Páginas vistas en total

lunes, 17 de marzo de 2014

EN LA COLA DEL LEÓN

¡Qué difícil es explicar a quien no lo conoce, qué es un campeonato de España de cross!
La verdad es que es muy complicado. Quienes tengan más experiencia en esto de correr es más fácil que te entiendan... solo decir que lo vivido ayer en Mérida es impresionante. De alguna manera la experiencia a nivel personal ha sido muy gratificante, no tanto en lo deportivo como en lo personal.
Para empezar, decir que siempre es un placer compartir con este grupo, ya no de corredores sino de amigos, la experiencia de una nueva concentración. De alguna manera somos un equipo, la selección cojeaba, muchos imprevistos de última hora... al terminar el campeonato de España de clubes pocos eran los que tenían ánimo por ir a Mérida, cada uno con sus circunstancias... el caso es que, una especie de compromiso común nos hizo ponernos en camino.

Un día alguien me dijo que en la vida, en ocasiones debes elegir entre la cola del león y la cabeza del ratón, yo desde luego lo tengo claro, prefiero mil veces pegarme con los buenos... como rezaba mi último post, esto no es un pollo. Para que os hagais a la idea, ayer quedé penúltimo, descolgado desde el primer km. Parece una debacle, pero nada más lejos, corriendo como ayer he llegado a ganar carreras... como empezé diciendo es dificil de explicar. El nivel de ayer ha sido impresionante, uno de los crosses más rápidos que se recuerdan, baste decir de los 120 primeros pasaron el km 10 por debajo de 32'30 en un cross de 12 km!!! los 40 primeros corrieron a un ritmo por debajo de 3'02 y el nivel de los 20 primeros es dificil de explicar...
Ayer estaban todos los cromos... bueno todos no... por suerte los tramposos van cayendo y el atletismo se va limpiando. El caso es que estaba lo mejor del panorama nacional en todas las modalidades de fondo junto con ilustres mediofondistas, gente desde el 1500 hasta la maratón... y de todos ellos un humilde riojano en la cola del León...


Lo bueno de ir haciéndose mayor son las experiencias, ya sabía a lo que venía y como se corría, al ver el circuito el sábado me quede alucinado, era una pista, un circuito para correr mucho, mucho, era consciente que la posibilidad de ser doblado era una realidad por mucho que corriera y es se preveía un ritmo infernal, por encima de 3'25 el mil era muy fácil ser doblado. Es una circunstancia de que en estos días te saca de carrera, y en cross un desliz mental, una falta de concentración y estas fuera, así que desde el calentamiento visualicé la carrera perfectamente, abstraerme de todo, coger mi ritmo y no pensar... solo correr, han sido 2 abandonos consecutivos en campeonatos de españa y no se podía repetir, ante todo terminar, aunque fuera arrastas...
Así que se da el pistoletazo de salida, cojo mi ritmo y los demás que corran, primer mil cómodo pero ya descolgado del pelotón, último con 50m de desventaja... se que voy rápido y no me preocupo... 3'16!!! ya caerán, el año pasado en Granollers hubo unos 25 abandonos, todo indicaba que iba a haber una escabechina. Lo cierto es que sorprendentemente no fue así y casi todos aguantaron como jabatos. Así que yo a lo mío, 2º mil, a 3'20, la siguientes dos vueltas entre 3'25 y 3'27, clavando tiempos y corriendo relativamente bien, solo enganche a un compañero de canarias aunque delante mio hubo un par de abandonos. Tengo a un murciano a tiro pero prefiero pecar de amarrategui, soy un corredor muy visceral y los últimos calentones me han salido caros, me estabilizo a 3'30, doy caza al murciano y me centro en las 2 vueltas que quedan, veo a Nacho con problemas, ha perdido muchas posiciones y va muy clavado, para el el invierno ya se había acabado y lo nota. Decido no arriesgar y se me escapa mi efímero compañero, vamos con el número justo, un par de giros después veo que ya no viene Nacho y las plantas de los pies empiezan a avisar, llevo 10 km por un terreno muy duro y pongo el modo seguro, soy el 6º y último y hay que asegurar el puntuar, una última vuelta relativamente tranquilo en torno a 3'35  y a disfrutar de la recta de llegada agradeciendo al publico su apoyo. Un público de 10. Al cruzar la meta me invade un sentimiento de liberación, he quedado prácticamente último pero estoy plenamente satisfecho, como empieza el post, es dífil de explicar. Sinceramente, creo que tampoco lo necesito, ya se cual es mi sitio y he aprendido a valorarlo.

Al terminar la prueba es el momento de disfrutar, primero con los marcones que han hecho algunos compañeros, gran carrera de Camilo, Victor y Pablo, (envidia sana de verdad) felicitar a Lhoucin y Edu que han cumplido con lo que tenían, creo que todos cumplimos. Pena por el abandono de Nacho, corredor de gran clase a quien la distancia se le hizo larga tras haber parado después de un gran invierno en pista cubierta.

Son muchos los nombres propios de ayer, grandes atletas y grandes personas con las que es una gozada compartir algunas palabras. Grande Ivan Fernandez, todo un alarde de valentía el desplegado ayer, carrerón de Rober Alaiz, el impasible, hombre de hielo que corre como hay que correr un cross. Lujazo poder hablar con Tomás Tajadura, Dani Mateo, Sebas Martos,  Pablo VIllalobos, nuestro hermano David, Mosta Charki, volver a ver a nuevos compañeros, Aarón, Guille...ilustres como Luismi Martín Berlanas, Eliseo Martín, Tete de la Ossa...
En fin, una bonita experiencia en la cola del León, como me dijo Edu... y no querias venir...
Por cierto, Dani Mateo accedió a cambiarme la camiseta así que tengo la camiseta campeona de cross por autonomías jejeje Gracias Dani. Eso si, creo que ya he cumplido, uno ya sabe cual es su guerra, hay que estar muy bien para venir a estos sitios, en años venideros veremos que pasa...
Esta vez, al menos, disfrute siendo la cola del León

No hay comentarios:

Publicar un comentario